Arte escultórico

El pelícano de Gaudí (Barcelona)

¿Qué representa esta ave en una obra dedicada al cristianismo?

El Templo Expiatorio de la Sagrada Familia, obra cumbre inacabada de Antonio Gaudí, posee un sinfín de agradables sorpresas en toda su estructura arquitectónica. Y una de las que nos sorprende es el pelícano con sus dos crías que se encuentra en la Fachada del Nacimiento formando parte del grupo escultórico del Portal de la Caridad, justo bajo el Árbol de la Vida.

Observándola, sólo cabe hacernos una pregunta: ¿Qué representa esta ave en una obra dedicada al cristianismo?

Esta ave se asocia a la vida y resurrección de Cristo. Según creencias medievales, que se inspiran en anteriores tradiciones, el hecho que el pelícano obtenga de su pecho los peces para proveer de comida a sus crías representa una analogía con la escena de la Última Cena en la que Cristo transforma el pan y el vino en su cuerpo y sangre para alimentar, espiritualmente, a sus discípulos. Mediante esta similitud la figura escultórica simboliza esa resurrección de Cristo y ese sacrificio personal para que la línea genealógica continúe viva y perdure en el tiempo, siendo considerada esa imagen del pelícano, en la antigüedad, como un símbolo cristiano de la Eucaristía.

La figura escultórica simboliza la resurrección de Cristo.

En su base aparece un huevo de aspecto vidriado, otro símbolo de la vida, pintado de color dorado y rojo. Sobre él aparecen las letras que forman el anagrama de Jesús: JHS (Jesus Hominum Salvator, Jesús Salvador de la Humanidad), siendo esta manera de representación toda una declaración de intenciones acerca del sacrificio de Cristo para salvar al hombre.

A ambos lados del pelícano dos ángeles llevan en sus manos el pan y el vino antes enunciados, haciendo hincapié todavía más en esa transmutación de esos alimentos hacia el cuerpo y sangre del Salvador.

Cabe señalar que la figura original del ave, realizada en alabastro, fue retirada por su deterioro y se encuentra actualmente en el Museo de la Sagrada Familia. La réplica que observamos y que está instalada en la fachada está realizada en mármol blanco.

Desde estas líneas os animamos a que lo descubráis. Esperamos que lo disfrutéis, al menos, tanto como nosotros.

Nos vemos en un próximo rincón. Un saludo desde estas líneas.

Localización:

 

Nota: Todas las fotos que ilustran este reportaje fueron realizadas por mí en 2018.

PD.: Como blog viajero y, en cierto modo también comunicativo, me limito a realizar una labor divulgativa y desinteresada de aquellos aspectos que me parecen atractivos en este mundo que me rodea. A través de los artículos publicados, en donde expreso mis inquietudes y reflexiones, pretendo aportar una experiencia que pueda ser válida para quienes puedan seguirme e interesarse por alguna de las temáticas tratadas. Os agradezco vuestros comentarios pues así podremos compartir conocimientos y enriquecernos mutuamente lo cual redundará en un beneficio para todos los lectores.

©Joan Oliveras. Todos los derechos reservados.

3 replies »

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.