ARQUITECTÓNICAS

La cúpula de las Galerías Lafayette (París)

La cúpula es uno de los símbolos más internacionales de estos Grandes Almacenes.

Poco podían imaginarse los primos alsacianos Theófile Bader y Alphonse Kahn que su negocio emprendedor iniciado en una pequeña tienda en el bohemio París de 1893 acabaría convirtiéndose en uno de los principales grandes almacenes de la capital gala.

Con la sucesiva compra de establecimientos contiguos al suyo consiguieron adquirir el espacio que hoy ocupa el núcleo de lo que actualmente son las más que conocidas Galerías Lafayette.

Pero no sólo esa capacidad de expansión de su negocio es admirada por muchos. También lo es su construcción arquitectónica, basada en el concepto del Art Nouveau, que desarrollado en los años previos a la Primera Guerra Mundial proporciona enorme belleza decorativa al conjunto. Mientras esta técnica constructiva casi ha sido eliminada de su fachada exterior, todavía late llena de esplendor en sus espacios interiores.

La cúpula es soportada por varios arcos abocinados.

Así, sobre el espacioso patio central que antaño ejerciera funciones de centro social de la burguesía y aristocracia hoy se alzan un sinfín de tiendas llenas de glamour y exuberancia. A él se asoman las diferentes galerías ubicadas en las plantas superiores, y sobre ellas, se alza la cúpula que es soportada por varios arcos abocinados en lo que supone un espectacular conjunto arquitectónico digno de admirar.

La cúpula, instalada a 42 metros de altura, corona el espacio interior convirtiéndose por su majestuosidad y elegancia en uno de los símbolos más internacionales de estos Grandes Almacenes, a la vez que se muestra como uno de los lugares cerrados más fotografiados por los visitantes y viajeros de esta gran ciudad europea.

Esta bóveda acristalada fue inaugurada el 8 de octubre de 1912. Su diseño se encargó al maestro vidriero Jacques Gruber, quien confeccionó sus vitrales en estilo neobizantino aprovechando el auge que en ese momento proporcionaba la nueva arquitectura basada en el hierro y el cristal. Observando al detalle el resultado de su trabajo lo podemos considerar, sin ningún género de dudas, en bello y elegante, además de asombroso por la luminosidad y colorido que desprende. Fijaos también en lo admirable que es su clave central que simula un rosetón gótico.

Desde estas líneas os animamos a que lo descubráis. Esperamos que lo disfrutéis, al menos, tanto como nosotros.

Nos vemos en un próximo rincón. Un saludo desde estas líneas.

Localización:


Nota: Todas las fotos que ilustran este reportaje fueron realizadas por mí en 2015.

 PD.: Como blog viajero y, en cierto modo también comunicativo, me limito a realizar una labor divulgativa y desinteresada de aquellos aspectos que me parecen atractivos en este mundo que me rodea. A través de los artículos publicados, en donde expreso mis inquietudes y reflexiones, pretendo aportar una experiencia que pueda ser válida para quienes puedan seguirme e interesarse por alguna de las temáticas tratadas. Os agradezco vuestros comentarios pues así podremos compartir conocimientos y enriquecernos mutuamente lo cual redundará en un beneficio para todos los lectores.

 ©Joan Oliveras. Todos los derechos reservados.

4 replies »

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.