BLANCO Y NEGRO

Inexorablemente

El tiempo pasa, inexorablemente.

Cada instante se convierte en una oportunidad de aprovechamiento. Una vez transcurrido, ya es pasado y no hay vuelta atrás.

Y así se repite continuamente a todo lo largo de nuestra vida.

De tal forma que al inicio de la lectura de esta frase esto era futuro y ahora ya es pretérito. ¡Maldito instante desaprovechado!

Convivimos contrarreloj en un espacio temporal fijado de antemano con fecha y hora de caducidad. ¡No le demos tregua!

Hay muchos propósitos por cumplir. ¡Vamos a por ellos!

Inexorablemente, el tiempo pasa.

——-

© Joan Oliveras. Todos los derechos reservados.

2 replies »

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.