BODEGÓN

Fieles compañeras

Aquí estáis, rendidas.

Después de tantos caminos recorridos, habéis reventado. El itinerario se ha hecho duro de verdad. Mis pies, aún dolidos, os están agradecidos. Mis ampollas hace tiempo que ya secaron.

Este último tramo de trayecto ha sido malévolo. Esfuerzo y dureza en demasiada justa medida han dado al traste con mis ilusiones. También con vuestras esperanzas de acabarlo.

Pero una fuerza interior me indica que hay que continuar. No hay tiempo para apenarse.

Me levanto.

Busco apresuradamente nuevo calzado para equiparme, con nuevas ampollas por venir y nuevas aventuras por descubrir.

Hasta siempre, fieles compañeras. Siempre estaréis en mis recuerdos.

——-

© Joan Oliveras. Todos los derechos reservados.

 

Categorías:BODEGÓN, Inicio, Miradas fotográficas

Tagged as:

6 replies »

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s