Callejeando

Gesina

dscf0415-1

Caminar por el paseo fluvial de Castelnadaury, una bella localidad francesa del Departamento del Aude, es una experiencia muy excitante. Contemplar los barcos-vivienda amarrados y observar el modo de vida que eligen tener las personas que los habitan es cautivador. Mirar a través de las ventanas y ver cómo en tan poco espacio pueden disponer de unas comodidades propias de grandes viviendas nos apasiona. Además, estar en disposición de desplazarse a cualquier rincón del Canal du Midi tiene que ser una experiencia muy reconfortante y relajante.

Y si añadimos que la cordialidad y la buena disposición están presentes en cada uno de sus moradores, hacen de esta forma de vida un lujo a nuestros ojos.

 ©Joan Oliveras. Todos los derechos reservados.

7 respuestas »

  1. En Amsterdam tuve la ocasión de visitar una de estas casas flotantes a modo de museo, y realmente aluciné de lo completas acogedoras que pueden llegar a ser. Incluso disponía de jardín y todo.

    Me gusta

    • Gracias por el comentario. Yo también las he visto en el Sena, en París. Cada una está adornada a conciencia por cada dueño y realmente destilan mucha esencia del carácter de las personas que las habitan ya que al fin y al cabo son sus casas. Aunque hay variabilidad, en función del espacio exterior, acostumbran a disponer de pequeñas jardineras con plantas aromáticas. Vamos, una verdadera delicia. Un saludo.

      Me gusta

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.