Arte urbano

El mundo nace en cada beso

Processed with Snapseed.

Hoy nos vamos a Barcelona para visitar un mosaico ubicado en un espacio público en pleno centro de la ciudad condal. La obra representa todo un canto a la libertad. Formado por 4.000 fotografías agregadas bajo un mismo concepto, ésta pasa por ser una obra coral en la que cada imagen representa un pixel de una imagen superior. Hoy visitamos el mural “El món neix en cada besada” (“el mundo nace en cada beso”).

Hoy vamos a sorprendernos con un mural situado en la Plaza de Isidre Nonell, en el barrio de Ciutat Vella, muy cerca de la catedral de Barcelona. Aunque queda un poco escondido es probable que poco a poco se convierta en un atractivo turístico visual tanto para los propios barceloneses como para los turistas y viajeros que visitan esta ciudad.

Se trata de un mural, inaugurado en 2014, que nace gracias a la colaboración de los lectores del medio de comunicación escrita El Periódico, quien bajo el lema “momentos de libertad” invitaba a sus lectores a enviar una fotografía en la que se plasmara qué significaba para cada uno de ellos la libertad, todo ello enmarcado en los actos del tricentenario de los hechos de 1714.

Una vez recopiladas estas imágenes, el fotógrafo Joan Fontuberta realizó una imagen con un doble nivel de lectura. Lo consiguió combinando las imágenes según su color y su densidad. De esta forma de cerca se puede observar cada una de las imágenes de los lectores mientras que de lejos se puede ver un gran beso.

Processed with Snapseed.

Posteriormente Antoni Cumella convirtió esas imágenes en teselas de cerámica. El mural tiene unas dimensiones de 8 metros de largo por 4 de altura y están dispuestas en 80 columnas y 50 filas.

Es sorprendente y emocionante estar allí y acercarnos y alejarnos y ver cómo la imagen va variando en nuestra retina conforme nos movemos.

Representa un canto a la libertad. Es una metáfora de lo que la pasión, el amor y la felicidad pueden llegar a significar en su convergencia para convertir un beso en una gran representación plena de emoción empática.

Tal y como se dispone en una leyenda anexa al mural, “el ruido de un beso no es tan ensordecedor como el de un cañón, pero su eco es más duradero”, frase de Oliver Wendell Holmes. Realmente es toda una declaración de intenciones.

Processed with Snapseed.

El lugar es ideal para inmortalizarnos mediante la realización de un selfie con la persona amada y dándonos un beso aunque también se está poniendo de moda en los álbumes de bodas.

Desde estas líneas os animamos a que lo descubráis. Esperamos que lo disfrutéis, al menos, tanto como nosotros.

Nos vemos en un próximo rincón. Un saludo desde estas líneas.

Localización:

Nota: Todas las fotos que ilustran este reportaje fueron realizadas por mí en octubre de 2016.  

©Joan Oliveras. Todos los derechos reservados.

4 replies »

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s