BLOG

Un paseo por el adarve de la muralla romana de Lugo

image1Lu3

Hoy nos vamos a pasear por la zona superior de una obra arquitectónica que está considerada como el recinto defensivo mejor conservado que existe en la actualidad en toda Europa perteneciente al periodo del Imperio Romano tardío. Y eso es todo un lujo y un orgullo en esta ciudad tan cautivadora. Y además la conoceremos de primera mano pues haremos un paseo por su fabuloso adarve cuyo acceso es peatonal y de uso público. Hoy visitamos la Muralla romana de Lugo.

Lugo, ciudad de origen romana, y capital actual de una de las cuatro provincias gallegas (España) fue fundada hace más de 2.000 años. Hoy, la antigua Lucus Augustus romana nos abre sus puertas en esta mirada particular para mostrarnos uno de sus rincones más interesantes y que más satisfacción nos han aportado, tanto en su aspecto monumental como en el de ser un camino circular que bordea la vieja ciudad y que nos ofrece unas interesantes vistas hacia el interior de la urbe y también hacia el paisaje exterior.

image1Lu8

Para acceder al adarve existen cuatro escaleras exteriores y dos rampas adosadas. Nosotros accedemos por la rampa que se encuentra junto a la Catedral de Santa María de Lugo, en plena Plaza de Pío XII. La rampa, que se puede observar a la derecha de la imagen, discurre junto a la Puerta de Santiago.  Desde arriba se aprecia esta bella sede eclesial desde un punto de vista dominado por la altura de la muralla.

Ahora, una vez estamos pisando la muralla, vamos a ponerle dimensiones a esta estructura defensiva. Son sólo cuatro números para darnos cuenta de la magnitud del recinto:

La muralla posee un perímetro íntegro de 2.117 metros de longitud con un emplazamiento en forma rectangular con los vértices redondeados. Y aunque nos pueda parecer curioso, sus dimensiones mantienen una proporcionalidad pitagórica, siguiendo las proporciones 3, 4 y 5 en lo que es una bella poesía matemática de la ingeniería romana: 3 para el lado menor, 4 para el lado mayor y 5 para el diámetro del círculo circunscrito en la figura. Se mantienen en pie 71 torres o cubos de sus 85 originales, pero las mismas eran más altas pues han perdido una altura de aproximadamente dos pisos que tenían de origen. Por otra parte, la altura de los lienzos oscila entre 7 y 10 metros, mientras que la anchura de la misma transcurre entre los 4,2 y los 7 metros.

Como acabamos de indicar son unas dimensiones espectaculares que lucen por sí mismas y son una verdadera joya arquitectónica de esta ciudad gallega. Aunque pueda parecer lo contrario, esta construcción con estas dimensiones se encuentra plenamente integrada en la ciudad, de tal forma que sus actuales 10 puertas permiten el tránsito de vehículos y peatones a su través, aprovechando los accesos de la típica estructura interna de las calles diseñadas por los antiguos ingenieros romanos.

image1Lu1

Comenzamos nuestro paseo tomando el interior de la ciudad a nuestra derecha. Nos paramos en uno de los cubos para observar el exterior del recinto amurallado. Al fondo se puede ver la catedral. Un aspecto curioso que tiene la muralla es su construcción, que es bastante tardía con respecto a la fundación de la ciudad. Mientras que Lucus Augusti (la Lugo romana) se funda en el año 15 a.C., la poderosa muralla se erige tres siglos después.

Durante los primeros siglos del primer milenio la ciudad se erige en capital de unos territorios que eran por aquel entonces muy ricos en oro, oro que los romanos saben extraer de las minas para enriquecer al Imperio. Cabe recordar que muy cerca de aquí se encuentra la antigua explotación minera aurífera de Las Médulas que está considerada como una de las mayores minas de oro a cielo abierto existentes durante el Imperio Romano.

Esta zona noroccidental de la Península Ibérica perduró más o menos tranquila durante los tres primeros siglos de vida de la ciudad. Es a consecuencia de diferentes revueltas sociales que se acomete la construcción de esta vasta obra de ingeniería militar para poder defenderse en caso de un potencial ataque exterior. Su datación nos muestra que se construyó entre finales del siglo III d.C. y primeros del siglo IV d.C.

A pesar de haber sufrido pocas modificaciones a lo largo de su historia, la muralla ha desempeñado un papel determinante en el desarrollo urbanístico de la actual ciudad de Lugo hasta tal punto de haberse integrado formidablemente en él.

Mientras seguimos paseando nos cruzamos con vecinos que aprovechan para hacer un poco de ejercicio bien sea haciendo footing o bien paseando y contemplando el paisaje, tanto fijando su mirada hacia el exterior como hacia el interior. En nuestro recorrido observamos la ciudad desde un punto de vista diferente, pues nos movemos en una altura de unos 10 metros por encima de las calles colindantes. Podemos ver patios interiores, calles, e incluso entrar en la intimidad de alguna habitación donde sus ventanas abiertas nos permiten la mirada hacia su interior.

image1Lu2

Y he aquí otro hecho interesante que conviene comentar antes de seguir nuestro caminar. Es el misterio que rodea al emplazamiento de la muralla, pues no cubre toda la antigua ciudad romana. Su perímetro se extiende protegiendo el foro, las casas de los principales dirigentes, las termas, los depósitos de agua (catellum aquae), el mercado, los talleres artesanales y los templos principales aparte de la basílica cristiana. Amplias zonas residenciales quedan fuera de los muros, así como templos menores. De esta forma se constata una clara estratificación social en la sociedad de aquellos tiempos: la clase dirigente queda protegida mientras las clases humildes tienen que sobrevivir a extramuros.

Y para que el misterio sea aún mayor, una parte de bosque adyacente a la ciudad queda encerrado dentro de ella, probablemente con la intención de crear un espacio de expansión intramuros para ser ocupado en un futuro.

Este hecho comporta que la leyenda que nos lleva a determinar el sugerente nombre de la ciudad nace precisamente en este momento, pues se asocia la protección intramuros de este bosque como “el bosque sagrado de Augusto”: Lucus Augusti.

image1Lu4

La muralla mantiene su trazado original que sigue el principio de la trama ortogonal implantada por los arquitectos romanos. Las directrices que han perdurado escritas del famoso ingeniero y arquitecto romano, Vitruvio, se observan perfectamente en esta obra arquitectónica pues son ejemplo de solidez, utilidad y hermosura. En la imagen superior se pueden observar estos elementos usados en esta arquitectura militar.

Son unos muros recios que dan muestra del carácter poderoso de la ciudad y de su claro carácter defensivo. Desde esta atalaya que es el adarve podemos ver, observar y disfrutar, como ya hemos indicado con anterioridad, de una perspectiva diferente de esta ciudad. Y este es el auténtico placer de pasear por este lugar.

Esta construcción recibió el Premio Europa Nostra, galardón que premia la conservación del patrimonio cultural, al poder librar por completo la muralla de numerosos edificios que se encontraban adosados a ella. Y esto se aprecia en las bellas panorámicas observadas sobre el recinto.

Fue, también, declarada Patrimonio de la Humanidad en el año 2000 por la UNESCO, por ser la fortificación romana mejor conservada dentro del periodo del imperio romano tardío dentro de Europa. Y esto se consiguió después de una campaña mediática y social que consistió en rodear totalmente todo su perímetro de libros. Fue el llamado proyecto Cumulum. Es curioso lo que se puede llegar a conseguir con el movimiento de amplios sectores sociales de la ciudad. Duró cinco meses (de mayo a septiembre) y se consiguieron colocar la nada desdeñable cifra de 650.000 ejemplares que forraron en todo su perímetro la Muralla. Eso sí, los mismos se encontraban enfundados para evitar su deterioro debido a las inclemencias del tiempo. Una vez conseguido el éxito del proyecto los libros fueron repartidos entre aquellos sectores más necesitados de alfabetización además de ofrecer un gran apoyo para promocionar la lectura. Este premio fue un gran hito para la ciudad pues puso sobre el mapa a Lugo y a esta construcción entre los grandes monumentos de la humanidad.

image1Lu5

Uno de los aspectos que nos encontramos y nos sorprenden es que los cubos o torres se encuentran faltos de remates de los torreones que las coronaban. Y es que sólo ha sobrevivido un arranque (con dos vanos) en los cubos de Mosqueira, cerca de la puerta de San Pedro. Estos delatan que posiblemente hubieran dos niveles superiores con ventanas para hacer aún la defensa más firme y poderosa. Haciendo uso de nuestra imaginación colocamos esos torreones desaparecidos encima de las torres y podemos contemplar (virtualmente) esta construcción como una magnífica fortaleza dura de quebrar y de asaltar.

La muralla se construyó con piedras de pizarra y bloques de granito. En su interior se virtió el hormigón hidráulico con piedras y guijarros cementados con agua para darle solidez. Además, en algunas puertas se muestra el aparejo de lajas de pizarra con sillares graníticos.

image1Lu6

Por trabajos arqueológicos se sabe que hubo un foso exterior que recorría el exterior de la muralla de unos 20 metros de anchura y 5 metros de fondo que servía a modo de defensa para salvaguardar la ciudad frente a un asalto con máquinas de asedio o la excavación de minas.

También disponía del Intervallum o camino de ronda interior de la muralla, un lugar por donde poder desplazarse rápidamente las tropas y que distaba una corta distancia con respecto las casas habitadas. Este espacio no era inferior a cuatro metros.

También se ha podido dictaminar que de las 12 puertas originales, 5 eran puertas principales con una concepción ancha para permitir el paso de carruajes y las otras 7 eran poternas para permitir el paso de una sola persona a la vez. Por temas defensivos algunas variaron su emplazamiento original y otras se estrecharon.

Estas cinco puertas principales se encontraban protegidas por dos cubos y con mampostería de piedras de granito. Reciben en la actualidad los nombres de Puerta Miñá, Puerta de la Rua Nueva, Puerta de San Pedro, Puerta del Castillo y Puerta de Santiago. En cambio, las siete poternas se encuentran cerca de un cubo para posibilitar su defensa.

Y para finalizar nuestro paseo, retornamos al punto de inicio, nuevamente junto a la catedral, en lo que ha sido un bello paseo a través de todo el perímetro de esta construcción llena de historia y de encanto.

Esperamos que lo disfrutéis, al menos, tanto como nosotros.

Nos vemos en un próximo rincón. Un saludo desde estas líneas.

Localización:

Nota: Todas las fotos que ilustran este reportaje fueron realizadas por mí en agosto de 2012.  

©Joan Oliveras. Todos los derechos reservados.

10 replies »

  1. (No se si me saldrá repetido el comentario, porque me ha dado error)
    Genial la explicación de la muralla de Lugo y las fotos. Lugo es una ciudad que me encanta y a la que suelo ir a menudo y la has reflejado tal cual es.
    Creo que no conocía tu blog y me ha gustado mucho, así que me quedo!
    Un saludo
    Carmen

    Me gusta

    • Ante todo, gracias por pasarte por el blog y por tu comentario. Tal y como indicas, Lugo es una ciudad encantadora y creo que bastante desconocida en el ámbito turístico nacional, así como también toda su provincia. En ella hay rincones y espacios agradables que iré mostrando poco a poco. Nos vemos en el blog. Un abrazo.

      Me gusta

    • Muchas veces conocemos más de países lejanos que de nuestro territorio más próximo. Soy de los que creo que no podemos menospreciar aquello más próximo y que nos rodea por el simple hecho de no ser “exótico”. Creo que el exotismo forma parte de nuestra propia curiosidad y somos nosotros los que tenemos que desarrollarlo y convertirlo en nuestro propio placer. Gracias por pasarte y comentar. Un abrazo.

      Me gusta

  2. Pero que lindo lugar. Como se antoja dar una tranquila caminata por esa muralla y disfrutar los paisajes de ambos lados imaginando el marco histórico de cada rincón. Sin duda un lugar con mucha historia y grandes encantos. Saludos ODV yRCL.

    Me gusta

  3. Precioso Lugo! le has dado una luz especial que me encanta. Es una de aquellas ciudades que te llevas una grata sorpresa al descubrirla. Tiene un centro histórico especial y la muralla es excepcional, parece que vayas en bus turístico. Saludos Joan!

    Me gusta

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s